Clase Especial


02 Abril 2016

Todos hemos sufrido alguna vez de un dolor de espalda, conoce como las emociones pueden afectarnos y reflejarse en ciertas zonas de la espalda, como mantener nuestros abdominales fuertes pero al mismo tiempo suave para proteger nuestra espalda y evitar que estas afecciones se vuelvan crónicas. El yoga nos lleva un poquito más allá de la parte física y nos ayuda a retomar hábitos para mantener una espalda sana, flexible pero al mismo tiempo fuerte para sostener una posición que nos llene de vida y de energía.

Profesor

Keila López

Costo

3.000